martes, 12 de febrero de 2008

Como utilizar VNC para asistencias remotas

En esta entrada pretendo clarificar los pasos necesarios para poder realizar una conexión remota entre dos ordenadores conectados a Internet. Una vez establecida se puede guiar a una persona en la resolución de problemas.

Para descargar el programa necesario, vamos a la página... http://www.tightvnc.com/download.html

Utilizamos el TightVNC porque de los diversos clientes o programas que existen, es de los que más características ofrece, es gratuito y rápido.

A continuación tenemos una captura de pantalla de la página de descargas.

Cualquiera de las dos versiones para Windows nos sirve, la exe descarga un programa que instala VNC en nuestro ordenador el programa y crea los accesos directos, y el zip lleva todo dentro pero necesita que nosotros descomprimamos los archivos en una carpeta y lo activemos a mano.

Una vez instalado o descomprimido el programa de asistencia remota, ejecutamos "Launch Tightvnc Server" en el grupo de programas TIGHTVNC, o hacemos doble clic sobre el programa WinVnc.exe allí donde descomprimimos el archivo zip.

Si es la primera vez que lo ejecutamos, nos pedirá que le demos una contraseña. Servirá para que si alguien intenta entrar desde fuera a ver nuestro PC, sólo lo consiga si conoce la contraseña. Introducid la que queráis y la confirmáis en la siguiente casilla.

En nuestro caso no importa porque seréis vosotros quienes solicitéis mi asistencia a distancia, por lo que vosotros seréis el servidor, y yo el cliente. Por lo que no me pide contraseña. Se supone que si me pides entrar a controlar tu teclado, ratón y ver la pantalla, es que te fías de mi.

Para que yo pueda ayudaros, habré ejecutado mi programa de visión remota, y vosotros tenéis que, con el botón derecho del ratón, elegir la opción... Add new client...









Os saldrá una ventana que solicita la dirección del host (cliente) al que queréis conectaros.

Será como esta:



Ahí dentro debéis teclear "arrimarlo.homelinux.com".


Yo estaré esperando vuestra conexión, puesto que previamente estaremos hablando por teléfono, me habréis contado el problema que os acucia y os habré dados estas mismas instrucciones o estaréis leyendo este post del blog porque os lo habré indicado.

Se abrirá una ventana con vuestro escritorio y podré mover el ratón como si estuviese delante de vuestro ordenador.

Con algo de suerte, en unos pocos minutos habremos solucionado el problema, y podremos seguir disfrutando de los ordenadores otro poquito más.

Saludos,
Nacho.